Oferta para ganar el combate…complicada está la cosa:-)

Hola cliente:

Me cuentan que hay gente que ha echado de menos mis mensajes promocionales en tono jocoso… Me sorprendeSurprised… Hay gente para todo. En fin, ya sabes… El verano, las vacaciones y esas cosas… Allá voy.

Resulta que el Coach -el que ahora manda aquí en el cotarro este de la piel de toro- dice que vamos ganando el combate Laughing y me anima desde el banquillo y me dice…

-Ni te ha tocado, lo estás machacando, el combate es tuyo…killoCool. Ánimo que ya lo tienes (y demás gritos de ánimo que yo, persona de espíritu positivo donde los haya, escucho con una fe a prueba de bombas).

-Si tú lo dices -mi querido Coach Innocent– eso va a misa… Que tu nunca me has mentido…

-¿Qué pasa?Frown… No quiero ver ninguna cara que muestre dudas… ¡Hasta el infinito y más alláaaaaa!Cool

Y yo, con la cara con mas bultos que una bicha harta de castañas, el ojo derecho morado a punto de salirse de la cuenca y unas fatigas y mareos que amenazan mi verticalidad, le digo al Coach -porque en el fondo me gustaría creerle- Undecided

-Vale, me lo creo… Voy ganandoCry… Pero por favor vigila al árbitro porque alguien me está dando una paliza de aúpa y no sé de dónde me vienen los palos.

Y a continuación, cuando ya el enfermero de guardia me ha llenado la cara de tiritas, vendas, cabestrillos y muletas de todo tipo, me pongo a llorar para desahogarme… Pero de pronto me desperezo y me sacudo como un perrillo recién salido del agua y coñoSurprised… Empiezo a mover el rabo de forma inconscienteFoot in Mouth… ¿Será un milagro y resulta que sin yo saberlo, estoy ganando la batalla?

Nada de eso… Lo que pasa es que sin darme cuenta y movido por profundas fuerzas ancestrales, en mi cerebro de herencias genéticas milenarias, aparece… TatatataaaaaaaaaaaaCool ¡el famoso plan B!… El de los proverbios chinos, el del sabio refranero español, el del instinto de supervivencia que hace que nos agarremos a todo vestigio de vida que nos quede y nos predispone al combate con ánimos y esperanzas renovadas y reinventamos estrategias y nuevas promociones y rebuscamos hasta encontrar en el baúl de los recuerdos, las famosas Winknuevas “oportunidades”… Y en eso estamos en CentroRed ofreciendote esta extraordinaria oportunidad para ti y para que vayas con la buena nueva a tus amigos y conocidos Innocent

 

  1. Hasta nueva orden, el registro de los dominios .ES lo bajamos

    -registro y primer año- 0,99 €  Surprised

  2. Hasta nueva orden, los dominios genéricos (.com, .net, .org, .biz, .info…)lo bajamos

    -registro y primer año- 6,99 €  Surprised

  3. Durante la vigencia de esta oferta, para todas las nuevas contrataciones de planes de hosting y/o registro de nuevos dominios:

    ¡Regalo de cortesía!

 

Elige entre un útil monedero o una alfombrilla de ratón de auténtica piel, diseñados en exclusiva para CentroRed en Ubrique.

El regalo deberá ser recogido en nuestras oficinas en Málaga y como sabemos que la mayoría de nuestros clientes proceden de otras comunidades autónomas, lo guardaremos celosamente durante -doce meses doce- a la espera de que vengan a retirarlo… Que sabemos que todos los caminos -tarde o temprano- llevan a Málaga! Cool y además, nos conoceremos personalmente.

Ojo, que el dominio o servicio contratado deberá permanecer con Centrored al menos un año. Luego…libre como el viento Laughing

… Te damos servicios de calidad, atención personalizada, precios bajísimos, llamada telefónica nacional sin coste (hemos dado de baja el 902 que te costaba dinero)… Y ahora un monedero de piel o una alfombrilla para el ratón.

¿Qué más quieres?

En fin mi querido cliente y amigo…haznos el favor de difundir nuestro mensaje entre tus amigos y conocidos y diles que con CentroRed tendrán el mejor servicios, la mejor atención y el mejor precio. Y recuerda que puedes utilizar la fórmula de prescripción que se encuentra en tu panel de servicios, para ahorro de tus conocidos y descuentos para ti en tus próximas facturas.

Nada más… Gracias por tu tiempo y gracias por tu atención y fidelidad.

Mis más cordiales saludos
Javier García

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *