Unas gafas electrónicas ponen a trabajar al “ojo vago”

(Rocío Calderón para CentroRed)

Es el trastorno de la visión más frecuente en niños: lo padece un 4% de los que tienen de cero a nueve años. La ambliopía es la mala visión en un ojo, “vago” o “perezoso”, que no desarrolla su visión normal durante la primera infancia, y no porque el ojo tenga ningún problema estructural: el cerebro es tan perfeccionista que anula las imágenes defectuosas o borrosas que llegan a la retina.

Para este problema, unos investigadores del Instituto Glick Eye en la Universidad de Indiana (USA) ha corroborado en 333 niños de tres a ocho años que unas gafas electrónicas arrojan iguales resultados que el parche. Las gafas, comercializadas como Amblyz, oscurecen por completo la lente que cubre el ojo vago cada 30 segundos, y fuerzan al ojo sano.

 

Las gafas se comercializan por un precio aproximado  a 450 dólares, que aún no está disponible en España.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *